martes, 4 de agosto de 2015

Conoce las fortalezas técnicas y económicas del tranvía

Gracias a BlueTeam


En nuestro país, Trujillo es la localidad donde evalúan hacer realidad el tranvía eléctrico. A algunos kilómetros de la frontera, en Cuenca, ciudad patrimonial de Ecuador, las unidades empezaron a ser desembarcadas en junio último y se espera su funcionamiento para el próximo año. En medio de análisis de cifras económicas por parte de Proinversión, sale a colación la interrogante: ¿Qué ventajas tiene un tranvía?
Para el arquitecto urbanista, Mauricio Huaco, el tranvía frente al monorriel tiene varias fortalezas, desde económicas, técnicas y de servicio masivo de transporte, que es el objetivo fundamental de su construcción.

La primera de las fortalezas, considerando que Arequipa es una ciudad declarada como Patrimonio Cultural de la Humanidad, es el aspecto técnico. Para el profesional, el tranvía resulta menos traumático para el paisaje monumental, pues no requiere de infraestructura elevada, además de paraderos a nivel de los vagones como es el caso del monorriel. 
Para hacer realidad el tren de altura, es necesario excavar y colocar zapatas que sostengan los vehículos. Tendrán que ser antisísmicas, porque los movimientos telúricos son característicos de nuestra ciudad.

No es la única bondad resaltada del tren a superficie, pues el aspecto económico también favorece a este sistema de transporte que en algún momento funcionó en Arequipa y fue el último en desactivarse en el país. El urbanista expresa que la inversión mínima por kilómetro en el caso del monorriel es de US$ 75 millones, mientras que la modalidad a nivel del suelo se necesita entre US$ 35 o máximo US$ 60 millones por kilómetros, es decir, con el dinero del monorriel se podrían habilitar dos sistemas de tranvías.

Por necesitar de mayor inversión, el monorriel demandará de mayor subsidio por parte del Gobierno, como sucede en otras localidades del mundo y en la ciudad de Lima con el metro. De lo contrario la población tendría que asumir un mayor costo en el pasaje por su traslado. En la actualidad la empresa proponente del sistema elevado Queiroz Galvao estimó en US$ 1200 millones la inversión.
Pero son más las ventajas del tranvía, el tiempo de su habilitación sería menor al monorriel. Se estima que la infraestructura elevada, y sus correspondientes vagones, no sería posible poner en funcionamiento en menos de tres años, en cambio, el tren a superficie se podría hacer en menos tiempo, porque solo es tendido de redes, similar a la experiencia del siglo pasado en la ciudad.

En caso de desperfectos en el monorriel, la empresa proveedora de los vagones tendría la exclusividad de su reparación y podría complicarse la situación con el paso de los años, en cambio con el tranvía se podría solicitar a más de una firma extranjera para que diseñe los vehículos de transporte, tan solo conservando las medidas de los rieles.

INALÁMBRICO

El tranvía, con el avance de la tecnología y como se va aplicar en Cuenca, para evitar la necesidad de contar con conexiones eléctricas en el Centro Histórico, podría ser inalámbrico. Otros profesionales explicaron que hay dos posibilidades, para hacer realidad el paso de vagones sin necesidad de exponer nuevamente cableado.

Los vagones se desconectarían de catenaria con la última carga en sus estaciones, lo cual le permitiría funcionar por el lapso de 20 minutos, o el tiempo que demora en transitar por calles monumentales.
No existen antecedentes de monorriel en ciudades patrimoniales, más bien sí de malas experiencias en Bombay, aseveró el arquitecto Mauricio Huaco, además existen otros antecedentes en Dubai, Las Vegas y Johannesburgo.

http://www.elpueblo.com.pe/noticia/locales/conoce-las-fortalezas-tecnicas-y-economicas-del-tranvia 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada